Stephen Curry llega a las alturas con Golden State

Stephen Curry llega a las alturas con Golden State

324
SHARE

curry

Stephen Curry desafía los límites de lo posible, te deja boquiabierto cuando pensabas que tu capacidad de asombro estaba agotada, y por sobre todas las cosas demuestra noche tras noche que no hay nadie que siquiera se le acerque en la disputa por ser el Jugador Más Valioso por segunda temporada consecutiva. Y en esta segunda vuelta se convirtió en el primer MVP unánime.

Permítanme también decirles, señoras y señores, que es hora de comparar al mejor jugador de los Golden State Warriors con el mejor basquetbolista de la historia.

Así es, me refiero a Michael Jordan, alguien que curiosamente nunca convenció a absolutamente todos de que él era el mejor jugador del planeta hasta que se retiró. Curry ha llegado a alcanzar las alturas estratosféricas de aquel número 23 que alguna vez nos hizo creer que podíamos volar, y no necesita ser la estrella de “Space Jam 2” para convencernos de ello.

Piénsenlo bien: Curry anotó 17 de sus 40 puntos en la prórroga del cuarto juego de la serie contra los Portland Trail Blazers de visitante, acallando a un público hostil de una manera tal que consiguió el récord de puntos anotados en un tiempo suplementario de los playoffs o la temporada regular sin siquiera proponérselo.

Si tendrías que adivinar quién era el anterior dueño de aquella marca, probablemente no lo harías correctamente. Fue Gilbert Arenas con 16 en diciembre del 2006 contra los Los Angeles Lakers.

Arenas lo hizo en el juego número 23 de la temporada regular. Curry lo superó en el momento crítico de una serie a todo o nada.

Michael Jordan nunca llegó a lograr ese hito. Cuando él tuvo aquel partido épico con 69 puntos contra los Cleveland Cavaliers en 1990, sus Chicago Bulls anotaron solo 12 en conjunto durante la prórroga.

Es más, los Trail Blazers anotaron 14 unidades como equipo en aquel tiempo extra, y el partido anterior entre los Toronto Raptors y el Miami Heat vio a ambos equipos anotar 15 puntos entre ambos en los cinco minutos adicionales de su encuentro.

La gran mayoría de los jugadores terrenales se librarían del balón con un susto tremendo si se errarían todos y cada uno de sus primeros nueve triples en casa ajena. Curry no. Él está armado de tal confianza que metió cinco de sus próximos siete tiros desde larga distancia.

Además, acuérdense que el base de los Warriors se había esguinzado la rodilla y no jugaba desde hace dos semanas pero de todas maneras se despachó con 40 puntos en 37 minutos de acción. 27 de ellos llegaron en el último cuarto y el tiempo suplementario.

Ver Mas En ESPN

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY