Silvestre Dangond parte en dos su carrera

Silvestre Dangond parte en dos su carrera

311
SHARE

maxresdefault Por Víctor Sánchez Rincones

Pisar un escenario como es el show central de los Grammy Latinos no tiene precio. Cuántos artistas a través de sus discográficas envían centenares de peticiones a la Academia de la Música para estar en la ceremonia televisada, la cual tiene un promedio de 12.8 millones de televidentes en Estados Unidos y 80 millones a nivel mundial. Que Silvestre Dangond al lado de Nicky Jam hayan puesto el broche final de este evento lo sitúan desde ya en las grandes ligas de la música latina. Para la carrera de Silvestre Dangond esta presentación, no sólo ante los televidentes de medio mundo, sino también para la crema y nata de la industria discográfica, parte en dos su carrera. Ya no es el artista de un país, todo lo contrario, es un cantante que se volvió internacional y logró llevar a otras esferas el vallenato gracias a su infatigable perfección del trabajo.

Durante su show en los Grammy Latinos se vio a un artista más maduro, con más dominio del escenario y con mejor forma física. “Para lograrlo hay que ser especial, debe aparecer esa chispa que se tiene o no se tiene, esa frontera que distingue a quienes conquistan la cima. Silvestre lo reúne todo. Y aún tiene mucho por decir”, declaró su inseparable mánager Carlos Bloom a ‘El poder de tu música’.

Y es que Silvestre Dangond triunfa en las listas de éxitos con ‘Materialista’ al lado de Nicky Jam, y triunfa en la carretera. Está a punto de finalizar su gira 360 Grados, donde ha llenado en todos los recintos en los que ha tocado en Colombia, Ecuador, Venezuela, y ya tiene la vista puesta en España en una próxima gira que, seguramente, lo afianzará aún más en un mercado que ya empieza a notar la fuerza de su música.

En la cresta de la ola en la actualidad, el cantante, que también es un fenómeno musical en las redes sociales, ha dado un vuelco a su vida que a todos sorprende. Dejó el licor, encontró a Dios, y se convirtió en un ser más disciplinado y con hambre de paz interior. Muy cerebral, Dangond, el artista que (de lejos) más discos ha vendido en Colombia en los últimos años (brincando sobre una endémica crisis del sector), con decenas de discos de platino, 160.000 ejemplares colocados en el mercado en solo dos meses de su último trabajo, ‘Sigo Invicto’; que ya dio más de 120 conciertos y tiene más de 70 firmados para el próximo año, dejó atrás los miedos y ahora toma decisiones que le salvan la vida cada día.

En medio de su crisis y depresión a raíz de sus vacíos y la presión de la fama sobre su persona, Silvestre pudo lograr reencontrarse consigo mismo, su familia y con la parte laboral; así como trazarse nuevas metas y maneras de poder hacer las cosas dentro de la música. Al caer en ese abismo que lo llevó a tocar fondo, confesó que “trató de llenar muchos vacíos de maneras diferentes”.

Pudo salir de esa vorágine de problemas gracias a que “el cambio fue genuino desde el momento que reconocí que mi vida estaba llena de muchos problemas, de muchas ataduras que de alguna manera estaban dañando mi vida espiritual. Cuando di el primer paso de reconocer mi situación, mi decisión fue realizar un cambio genuino”.

De un momento a otro se dio cuenta de que el artista estaba consumiendo al ser humano, gobernaba su parte física. Estaba siendo necio a las cosas del Señor y percibió a tiempo de que no era el camino correcto. Entró en una crisis de depresión grandísima, acompañada de una crisis de pánico que lo llevó a tocar fondo. Ahora Silvestre está más que convencido de que la actitud te lleva a convertirte en otro.

Gracias a ese nuevo Silvestre el mundo empieza a reconocer su valía. Sería reduccionista y torpe catalogar a Silvestre como un mero fenómeno musical. Perdurará, a poco que le acompañen la inspiración y la coherencia.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY