Los Hermanos Reales

Los Hermanos Reales

271
SHARE

tormentosa-Cristian-la-guira1
Pese a ser unos “muchachones”, de manera individual los hermanos Andrés “La Tormenta” y Cristian “La Guira” llevan más de 30 años vinculados a la música típica, ritmo que lo llevan en su sangre y es su gran pasión.

Maestros del género tan valiosos como, Ciano Arias, Francisco Ulloa, Lupe Valerio, Fabio Henríquez, José El Calvo, Fefita La Grande, Pedro Jáquez, Diógenes Jiménez y fundamentalmente Bartolo Alvarado “El Ciego de Nagua” fueron mentores y maestros de ambos artistas, influyendo notablemente en lo que hoy son como músicos

No obstante al estar vinculados a grandes figuras, los chicos, ambos nacidos en Bonao y criados en el popular sector de la ciudad capital Los Alcarrizos coinciden en precisar y valorar el trabajo y dedicación de su padre el acordeonista Alejandro Benítez Núñez quien fue el primero en dedicarle tiempo para la música al enseñarles, aun siendo muy niños, a tocar los instrumentos que hoy le identifican y que lo colocan en un importante sitial dentro de la historia moderna de la música típica, renglón en los que se han convertido en los más cotizados y completos del género.

Conocidos como Los Líderes por su trabajo estelar junto a un excelente grupo de artistas en la agrupación Banda Real, la magia de los hermanos Andrés y Cristian se refleja en el escenario “haciendo lo que les gusta hacer”.

Andrés comenzó a tocar Tambora a los siete años con su padre y a los ocho ya estaba “picoteando” y ganando dinero con un instrumento, que para muchos es imprescindible y complementario en el merengue “ripiao”.

“A veces tenemos situaciones propias de hermanos, pero nunca pasan a mayores, Cristian es buen artista y nos queremos mucho y cada quien hace su trabajo” dijo Andrés a quien se le reconoce su aporte por incorporar al merengue típico los timbales, la chocolatera, los platillos y el redoblante. Asegura que al principio muchos duraron de esta inclusión y hasta le llegaron a decir que iba a dañar la música, “sólo trate de darle mayor vibración y movimiento, pero nunca perder las raíces”.

“La Tormenta” admira a sus colegas tamboreros Rodolfo de la Rosa “Boca Chula, Antonio Diploma y El Viejo Puro, quienes a su juicio son de los mejores del género.

La historia de Cristian La Guira es muy similar, aprendió con su padre y a los ocho ya ganaba dinero. En el 1991 inició con El Ciego de Nagua, luego La India Canela, José El Calvo y en New York junto a Querube Ortiz creando “Los Descontantinopolarizadores” un grupo que en su tiempo llamó mucho la atención.

“Muchas veces me han hecho ofertas para dejar a mi hermano Andrés y tener mi propia agrupación, pero reconozco que la clave de nuestro éxito es permanecer juntos, somos hermanos, nos llevamos muy bien y nos queremos mucho, además yo vivo mi instrumento y él el suyo” dijo el artista a quien muchos califican como el más carismático guirero de este tiempo.

Cristian admira a Jesús Bonilla, Ramoncito Guira quienes fueron modelos a seguir “copie y aprendí de ellos y luego hice mi propio estilo”.

Apoya a su hijo que desde los tres años también toca la guira, aprecia que el quiera trabajar en la música y reconoce sus habilidades “mi hijo hará lo que le guste, pero como padre me gustaría que tuviera una profesión”.

Tanto Cristian como Andrés recuerdan su trabajo junto a artistas como Querube Ortiz y El Prodigio en la Kerubanda y Super Banda respectivamente en un momento inolvidable para sus trayectorias. Luego surge su empresa La Banda Real.

Para ninguno de los dos ha sido difícil trabajar juntos y con tantas estrellas pues según ellos “aquí cada quien brilla con luz propia y cada quien hace su trabajo nos caracterizamos con un merengue que no pierde la esencia, tocamos merengue como va”.

Confiesan que hay muchos factores que han influido en el éxito de Banda Real principalmente la calidad de la música, entrega de todo el equipo y respeto a los compromisos y al público.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY