La historia de cómo ‘The Rock’ Johnson pasó de la miseria a...

La historia de cómo ‘The Rock’ Johnson pasó de la miseria a ser el actor mejor pagado del mundo

1003
SHARE

Corría el año 1995, y el joven de 23 años Dwayne Johnson dormía en un colchón raído que encontró en la calle, con una gran depresión al ser abandonado por su novia de la escuela, y con las aspiraciones de ser deportista, destruidas por el “no eres lo suficientemente bueno”, de su entrenador.

The Rock

Tras dar algunos tumbos, el joven Dwayne tuvo que recurrir a su padre, el luchador Rocky Johnson, para que lo llevara de regreso a casa, al no ser posible encontrar su sostenimiento.

En ese viaje, Dwayne abrió su billetera y contó siete dólares y espacios vacíos, mismos que contrastan la impresionante cifra de 75 millones de dólares en ganancias, que lo ubican como el actor mejor pagado del mundo, por encima de Matt Damon, Brad Pitt o el mismo Tom Cruise.

Sobre sus inicios en la lucha, Dwayne relata que “luchaba por 40 dólares la noche y comía waffles tres veces al día, peleando en mercadoss los fines de semana, en ferias, en convenciones de carros o en granjas. Me rajaba la cabeza con cuchillas de afeitar [lo hacen para que la gente vea sangre: es parte del espectáculo]. Y nunca me pregunté a mí mismo si me lo merecía o si era un hombre de verdad”, declaró a la edición estadounidense de Esquire.

Tras superar algunas penurias, apareció en su primera película. ‘El regreso de la momia’ con las aventuras del Rey Escorpión. El éxito de este prólogo dio lugar a su propia película, El rey escorpión, con la que batió el primero de sus récords: su sueldo de cinco millones de euros es el más alto recibido jamás por un protagonista debutante.

Tal como reza el diario El País de España, Johnson resultó ser un ‘resucitador’ de franquicias, recuperando la taquilla de G.I. Joe. La venganza, Viaje al centro de la tierra 2. La isla misteriosa y sobre todo Fast 5 . Todas recaudaron más que sus predecesoras.

En 2013 Johnson fue el actor más taquillero del mundo y fundó su propia productora, Seven Bucks Productions (Siete Dólares Producciones), en honor a aquellos miserables 7 dólares que le animaron a cambiar su vida. El objetivo era conquistar al público. “Elijo mis películas basándome en dos cosas: ¿voy a disfrutar haciéndolo? y ¿va a pasárselo bien la gente?”, recita como filosofía.

Luego de tantos tropiezos, vino la consagración, con Terremoto, Rápido y Furioso 7, y Hercúles. Top en las listas de preferencias y una de las celebridades más queridas de los últimos tiempos.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY