J Balvin es el dueño del “negocio”

J Balvin es el dueño del “negocio”

217
SHARE

j-balvin-tlm-cosas-que-no-sabias-5
La frase de “este es el negocio, socio” no es gratuita en la vida de J Balvin, a quien, dice él, lo siguen llamando José Álvaro Osorio Balvin. Para este estudiante fugado de Relaciones Internacionales, aspirante alguna vez a médico, y quien fuera en su adolescencia rockero y rapero, el negocio estaba en el reguetón.
Ya dejó de ser uno más en las entregas de premios de la música latina, en los que periodistas como Andrea Escalona, del programa ‘Suelta la sopa’ de Telemundo, admiten habérselo topado hace algunos años y no tener idea de quien era. Hoy, ella se declara una de sus 6 millones de fans en Instagram.
Tres Premios Billboard de la Música Latina, cuatro Lo Nuestro, (uno al Artista Urbano del Año), lo respaldan. Es tan conocido en Medellín como en Rumania. Y se da el lujo de cantar con Justin Bieber ‘Sorry’, un remix de la estrella canadiense, y de enseñarle palabras en español como ‘parcero’.
Según Leila Cobo, directora ejecutiva de contenidos y programación de música latina de Billboard, “es una de las figuras de la música colombiana con más proyección en el exterior”.
¿Pero de dónde salió J Balvin?
José Álvaro Osorio Balvin nació el 7 de mayo de 1985, en Medellín. Su padre, José Álvaro, es economista; su mamá, Alba Mery, estudió medicina y su hermana Carolina es odontóloga. Toca guitarra desde los 12, en la secundaria integró bandas de rock, y al graduarse se fue de intercambio a Oklahoma.
Hoy José agradece haber interrumpido en séptimo semestre sus estudios de Relaciones internacionales en la Universidad EAFIT de Medellín para enfocarse en el negocio, la música.
¿Cómo salen letras como ‘Ginza’?
De mi equipo de trabajo. Cuando nos sentamos en el estudio los de Infinity Music, la empresa conformada por productores, músicos y compositores, es igual que cuando a uno le decían en el colegio ‘hay dibujo libre’, que le daba a uno esa felicidad de crear. Luchamos por sacar música excelente, hay tres números seguidos en
Billboard y a nivel mundial y esperamos que sigamos así.
¿Quién le dice aún por su nombre?
Nadie me dice J, solo Jose.
Su camiseta habla de su amor por el rock, ¿Por qué se pasó al reguetón?
Simplemente los gustos van cambiando y descubres otros sonidos. Sin embargo, me encanta el rock, toco guitarra y en mis shows tengo banda en vivo.
¿Sus amigos rockeros no lo critican?
Sí, pero no me importa, ¿sabes? Estoy viviendo mi sueño. Mi familia está feliz. Hay que echarse aceite en el cuerpo para que todo resbale.
¿Cuándo llegó el reguetón a su vida? ¿Qué inspiró su primer tema y cómo decía?
Hace 18 años y cada día me gusta más. La primera canción que escribí fue a ‘los panas’ (los amigos). Decía: ‘Si tú quieres celebrar, tus amigos invitar’”… Era una canción para valorar la amistad.
¿Qué reguetonero lo inspiró?
Daddy Yankee, cien por ciento.
El papá de Maluma se oponía a que hiciera música, a usted su papá lo apoyó demasiado, ¿no es así?
Sí, siempre. Mi padre fue mi mánager por tres años. Influyó muchísimo en mi carrera, le agradezco de corazón todo lo que hizo por mí. Igual, todo proceso tiene su final y estamos en otro.
¿Era difícil tener al papá de mánager? ¡La verdad!…
Muy difícil porque pierde la objetividad, a veces no sabes si está hablando el mánager o el papá. Como mánager podía estar de acuerdo con algo, pero como mi papá no. Esa bipolaridad no es sana. Cuando una familia deja de preocuparse por cómo está el otro y empieza a preguntar qué evento ha pasado, cuánto ha entrado, cuánto se debe, pierde la esencia.
¿Quién tomó la decisión? ¿Y cómo la tomaron?
Yo lo decidí. Mi papá lo tomó muy mal, pero es normal. No había motivo para celebrar, pero en la vida uno tiene que tomar decisiones y yo ya soy adulto, aunque no me siento así.
Usted abrió el camino para los artistas urbanos en Colombia, ¿qué se siente ser el papá de los pollitos?
Yo me puedo considerar el mejor pero si la gente no lo ve, estoy perdiendo el tiempo. Prefiero ser real, luchar por lo mío y si los medios y la gente me ven como un líder que llevó el reguetón colombiano a otro nivel es una bendición, la voz de Dios es la del pueblo.
¿Qué significa haber cantado junto a Justin Bieber?
Esto es una noticia a nivel mundial que ha impresionado el mundo del entretenimiento porque Justin nunca había trabajado con un latino, ni dicho un par de palabras en español y pudimos hacer historia entre la nueva generación de artistas. Yo me preguntaba cuándo será que puedo trabajar con Justin Bieber. Bueno, gracias a Dios llegó el momento. Tengo fe de que si el sencillo más reciente, ‘Ginza’, ha sido número uno en toda Latinoamérica y en EE.UU., ‘Sorry’ no puede fallar.
¿Cuando llega a su casa cómo lo consienten?
Con comida, abrazos y palabras de motivación. Las de mi madre marcaron mi vida. Hay padres que, sin querer queriendo, programan a sus hijos para no ser exitosos. Mi madre me programó para que yo hiciera mi sueño realidad con una fe increíble, me hacía sentir que yo era exitoso cuando no me conocía sino ella. Se lo agradezco. Desde que tenía 12 años me dijo “Tú vas a ser grande entre los grandes” y todavía no lo soy, pero ahí vamos.
¿Fue un amigo quien le puso J Balvin?
Fat Al, un amigo que conocí en Medellín, pero vivió en Miami, actual bloguero de tenis, que quiero muchísimo, estábamos desesperados buscando un nombre y terminamos eligiendo lo más sencillo, el nombre y el apellido, J de José y Balvin, de mi segundo apellido.
¿Quién le pone los pies en la tierra?
Tengo muy buenos amigos, y no que a todo me dicen que sí, si es no es no y me lo dicen, no tienen ningún interés y no reciben nada de mí, sino afecto y cariño. Mi padre, mi madre, mi círculo social que es muy cerrado me dan apoyo todos los días y me mantienen con los pies en la tierra.
¿Fácil pescarlo cantando despecho?
Sí, de Pipe Bueno, y de vallenato todas las de Silvestre y de Pipe Peláez. Admiro la buena música y los líderes reales, no inflados o impuestos.
¿Y despechado qué escucha?
Hace rato no estoy despechado, prefiero no escuchar música, cuando uno está despechado todo le sale, hasta “si te gusta el reguetón, dale”.
¿Qué tanto de lo que se rumora de usted es cierto y qué tanto no?
¿De qué? A mí me puedes preguntar…
De romances… de Osmariel Villalobos
¿Osma? Parcera mía, es que la soltería uno tiene que disfrutarla, el día que me case no voy a ponerme a molestar.
¿Volvería con una ex?
No porque si se acabó es por algo. No todas las segundas partes son buenas, nunca va a ser como la original, prefiero seguir conociendo y aprendiendo.
¿Pero es amigo de sus ex?
Después de mucho tiempo. Con una de las novias más importantes de mi vida, con quien duramos diez años, somos súper amigos, la amo y cuenta con mi apoyo y respeto.
¿Qué le gusta en una mujer?
He visto gorditas, flacas que me encantan, bogotanas, paisas, argentinas, caleñas. Si hay química, esa es.
En un video dice que por sentirse niño es que no tiene novia, ¿le huye al compromiso?
No ha llegado la que es.
¿Sueña con ser papá? ¿Y qué mensaje le gustaría transmitir a su hijo?
Sí, mucho. Que sea feliz con lo poco o mucho que tenga.
¿Y usted es feliz?
Sí. No todo el tiempo, pero sí.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY