Frank Reyes rompió el estigma en el United Palace

Frank Reyes rompió el estigma en el United Palace

342
SHARE

large_frank-reyesFrank Reyes rompió el sábado el estigma de que la mayoría de los espectáculos que se presentan en el teatro United Palace en Nueva York no pasan de ser un baile con luces, lo que en gran medida ha llevado a una escasez de concurrencia a las actividades que se organizan en la señalada sala, debido al hecho de que los promotores y productores de espectáculos por lo general montan eventos donde los artistas sólo ofrecen ¡más de lo mismo!.

La celebración de su concierto con motivo de sus 20 años en la música constituyó un despliegue de capacidad, elegancia, con un nivel de producción sorprendente, que pusieron de relieve el alto criterio con que se está manejando la carrera de este artista, y la dimensión que ha alcanzado como artista.

Henry Ovalles y Julio Mirage, de la empresa United Promoters se lucieron con el montaje de este concierto, en el que se hizo acopio de un excelente andamiaje de luces, proyección de imágenes y elementos visuales que contribuyeron a a conferirle caracter a la puesta en escena, y junto a ello los performers y las coreografías de bailarines, le sirvieron de soporte a una realización ágil, armoniosa, alcanzando una alta valoración del público, a juzgar por los aplausos y la manera en que los presentes s identificaron con el amplio y variado repertorio del artista.

Y es que la carrera de Frank Reyes se ha cimentado en más de 20 años sobre la base de una constelación de temas musicales que han sido exitosos practicamente todos, lo que le concierte en el intérprete de bachata que más temas ha popularizado a lo largo de su carrera.

Ello le permitió en su concierto mantener el interés de la gente de manera permanente, desde el principio hasta el final, sin dejar de mencionar el hecho cierto de que este artista que canta al amor y al desamor, cuando está en escena adopta una dinámica y una movilidad que obliga a mantener en él un foco de atención pública.

Como si hubiese tomado clase de actuación, El Príncipe se pasea de manera señorial por el escenario, logrando con ello catalizar de manera armónica el “leit motiv” conductor que vertebra su espectáculo.

Pese a que había llegado la noche anterior de cumplir compromisos en Boston, el artista desplegó en toda su extensión el repertorio de temas que se han hecho proverbiales, permitiéndose alternar canciones de ayer con las más recientes, lo que llevaba al público a corearlas todas, constituyendo ello la mejor demostración de cuanto ha calado de manera verdadera en el interés de la gente.

Todo ello sobre el marco musical de una orquesta formidable que logró muy favorables comentarios por parte de los cronistas de arte presentes en la función.

Los invitados especiales no se quedaron atrás, , pues el Varón de la Bachata generó encendidos aplausos y puestas de pies del público, que aplaudió con delirio y deleite su participación, sobre todo en la interpretación del tema Brujería que hizo con Frank Reyes.

El Chaval de la Bachata es otro que sorprendió cuando salió al escenario, demostrando eue tiene gran arraigo en el público de NUeva York.

Un detalle curioso fue el de Alex Bueno cantando temas típicos con Nicol Peña, como también fue muy aplaudida la participaci de Elvis Martínez.

Un saxonista como solista, contribuyó a conferirle el necesario balance alternativo a la velada artística que con tanto éxito se montó para celebrar los años de Frank Reyes en el arte.

Y tratándose de un evento de gran envergadura, la animación le fue confiada a dos de los comunicadores más populares de la radio en Nueva York, como son Janeiro Matos y Frederick Martínez, del programa el Jukeo de la Mega, quienes deleitaron a la concurrencia con el tren de animación cargado de amenidades que montaron para la ocasión.

Hace apenas una semana en que estábamos también en Nueva York, había gente ligada al medio profetizando el fracaso del concierto de Frank Reyes, obviamente de manera interesada, tratando de restarle créditos al evento.

Quienes así pensaban y hablaban, se han quedado con su “cabeza de Medusa” y su “moño hecho”.

Frank Reyes en el United Palace estuvo lleno, y logró con su actuación de anoche el mejor y más exitoso espectáculo que se ha presentado allí, en los últimos tiempos, superando a todos los demás, criterio que fue compartido con entendidos presentes en la sala.

Henry Ovalles y Julio Mirage, sin lugar a dudas se consolidan como promotores de grandes eventos, demostrando que no escatiman recursos para que los artistas se luzcan en los conciertos y espectáculos que organizan, lo que a su vez demuestra su respeto para el público.

No son de los que andan metiendo y vendiendo “gato por liebre”.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY