2 de cada 10 chicos se alejan del consumo televisivo

2 de cada 10 chicos se alejan del consumo televisivo

212
SHARE

2 de cada 10 chicos se alejan del consumo televisivo

2 de cada 10 chicos se alejan del consumo televisivo

Las personas de 74 años pasan en promedio cerca de 7 horas diarias frente a la TV. Mientras que casi 2 de cada 10 chicos se alejan del consumo televisivo y abandonaron el hábito, según un estudio. En su lugar, consumen una mayor cantidad de contenidos de Internet a través de diferentes dispositivos.

La TV aparece con poca presencia en la vida de los adolescentes. Preguntados ¿cuántas horas por día mira televisión? Un 17,89% dice que ninguna, un 22,2 una hora y un porcentaje similar dos horas, juntos totalizan más del 60%. Estos datos fueron obtenidos a través de un estudio de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. La encuesta se realizó con 848 alumnos secundarios de escuelas públicas y privadas porteñas.

 El 65% de esos mismos chicos permanece entre 2 y 12 horas conectados a la Web. El elemento que concentra la atención de los más pequeños, tal como ocurre con sus padres, es el teléfono inteligente. “Sabemos por distintos estudios que el consumo de productos televisivos se da cada vez más en el celular. En realidad, los chicos cada vez ven más productos audiovisuales: en el celular, en la tablet o en la computadora. Es un consumo diferente, en diversas plataformas” explica Fabio Tarasow, responsable del Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías (PENT) de Flacso.

Entre las actividades preferidas por niños y adolescentes en Internet, casi el 67 % está en Facebook; el 65,8% en YouTube, el 42,33%, en Twitter; el 22% busca información para el colegio, el 21,7% chatea con sus amigos, el 21% baja música, el 18% está en otras redes sociales y el 15% juega online.

“Los jóvenes siguen viendo contenidos pero lo hacen a través de Internet y desde la tableta, el celular o un TV inteligente. Esta misma idea se aplica cuando se dice que los chicos no leen. Lo hacen, pero de otra forma. Hoy la fórmula predominante es ver la TV cuando quiero, donde quiero y con quien quiero. Nada de esto se puede cumplir con un menú tan rígido como la grilla de la televisión” indica Roxana Morduchowicz, especialista en cultura juvenil.

Esta nueva era en la que los adolescentes se informan y construyen conocimiento en su vida diaria, supone desafíos para el sistema educativo. “La comunicación pasa por el celular: navegan, utilizan las redes y chatean. Se relacionan de otra manera y la escuela no debe ir en contra de esta tendencia, sino que debe incorporar esta tecnología al aprendizaje”, sostuvo Sergio Abrevaya, presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad, que coprodujo el estudio.

Tarasow plantea que lo que está en retroceso es el uso del aparato de televisión, y el viejo ritual de merendar o cenar en familia delante de la pantalla chica. “El consumo televisivo ahora es individual, no familiar. Y ya no hay programas de alto rating que ve todo el mundo y se comentan al día siguiente”, describe el especialista. 

En otras palabras, que el dispositivo esté apagado no quiere decir que los chicos vean menos formatos audiovisuales. De hecho, según otros estudios sobre el tema, los chicos consumen cada vez más series y películas. Y ya no se comentan en la mesa, sino en Twitter o en otras redes y foros.

En paralelo, sólo el 10,5% de los adolescentes entra en páginas deportivas y el 3,6% se informa a través de diarios online. Según Abrevaya, “hoy las noticias pasan por Facebook y Twitter: no es que los chicos estén desinformados, se informan por redes sociales”.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY